Y los Sindicatos: ¿Dónde están?

gráfica bursatil ante el Covid-19

Algunos analistas económicos especializados en finanzas no ocultan que viven en continuo desconcierto.

Esta situación que todos atravesamos no se compara a ninguna otra que hubiese llegado a una recesión, ni siquiera la del 2008 con la quiebra de las Punto Com. Lo que si se deja entrever es que toda crisis anterior fue cosa de niños si las comparamos al período al que nos estamos acercando.

Aparentemente no hay “ninguna” posibilidad de que ello no ocurra. Sólo se especula y se realiza todo el esfuerzo para llegar al mes de Noviembre a las elecciones nacionales en EEUU para lograr estabilidad política en el país del norte, brújula de la economía mundial, hasta hoy. Hasta ese momento habría posibilidad de “emparchar” la cadena de producción y distribución global, con créditos subsidios y todo tipo de palanca monetaria para sostener el rodar de los engranajes de la economía.


Evidentemente nos enfrentamos a una revisión de la deuda global, de las espirales especulativas financieras y la capacidad real de producir y/o adquirir alimentos para las ciudadanías respectivas a cada estado. La situación de EEUU era mala antes, respecto a lo Laboral, 45 millones de desempleados avalan esa postura. Pero la llegada del virus ocasiona que el desempleo suba 5 millones a la semana superando la tasa total el 10% en la economía número uno.

Congelamiento de contratos o reducción de hasta la mitad de los salarios, serán las opciones más comunes que escucharemos en todas las latitudes. Ciento noventa millones de desempleados es la cifra que se presume para los países sudamericanos.


Trescientas diez mil empresas medianas estarían ya al borde de la quiebra en Argentina. Sólo debemos hacer el ejercicio de pensar que sucederá a las familias de los trabajadores que pierdan su puesto laboral. Los subsidios de los estados a los privados son ya rutina. ¿Socialismo para empresarios?. Dos billones de U$S están saliendo de la Reserva Federal para asistir “empresas” o trabajadores desempleados.

Gráfica que muestra planificación de despidos masivos por sector

Empresas importantes se especializan y “cobran” para organizar plantillas de despidos masivos.
Muchos argentinos tele-trabajan para importantes empresas de software de gestión de multinacionales, al cambio, resultaba un gran puesto laboral. Pero al día de hoy sus clientes están quebrando por lo que consecuentemente dejarán de brindar sus servicios.

Se repetirá otro bucle de despidos o cierres de empresas que imprimen papel (Gráficas y Periódicos), recortando además el vínculo humano de intercambio de información al cual nos hemos acostumbrado desde el siglo XVI cuando Gutemberg inventó la imprenta que antes habían inventado los chinos.

La actitud de “supervivencia” de la clase política está generando gestos de proteccionismo laboral, ejercicio populista bien conocido por los argentinos aún en países mejores aprendices del salvaje neoliberalismo, todo esto con la finalidad de no perder la influencia de la muchas veces la nefasta casta. A despecho del resultado final económico que puede preanunciarse.

Chile permite la rebaja de salarios para solventar los puestos laborales.

El peronismo hace moda en España donde van a subsidiar con un Salario Mínimo Vital a los trabajadores.

No hay una sola fórmula para enfrentar está “gripe”, los resultados se dejarán ver el día que se logre algo de estabilidad en un mundo desconocido hoy para nosotros.

Como conclusión podemos inferir que los despidos masivos están por llegar, sólo queda saber en qué rango de humanidad habrán de aplicarlos la empresa donde trabajás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *