Ese mundo llamado redes sociales…

Siempre escuché decir que el ser humano cuando no comprende algo lo destruye.
A veces creo que en parte es verdad, aunque no creo mucho en las generalidades. Pero de lo que estoy casi convencida (casi, porque aun no pierdo las esperanzas) es de que muchas personas se identifican mejor en medio del caos intelectual que provoca la manipulación de realidades a través del relato único. No, no es complicado, es simple; te cuentan un hecho, le agregan contenido emocional, de ese que genera odio, y te hacen sentir que todos tus males fueron y son por culpa de…
Cuanto más fuerte es el sentimiento de opresión y angustia, más claro te llega el mensaje. O sea, primero te preparan para que sientas la disconformidad y la bronca y luego te marcan un culpable, más tarde dirigen tu frustración y tus miedos, que se convertirán luego en odio hacia los culpables. Ya te plantaron un “objeto de deseo” muy alto, y para alcanzarlo, no te queda otra que destruir al “culpable” de todos tus males.
Esto hace que arremetas contra todo lo que no comprendés, por ejemplo, no comprendés porque si todo es tan claro, alguien te dice que no es así…


Lo que ocurre en las redes sociales, en Facebook más precisamente, es muy curioso y no menos terrible.
Las personas allí, se “mixturan” hasta perder la conciencia de clase, se falsean nombres, se roban identidades y para muchos es un juego donde descargar todo tipo de emociones, desde las más empáticas hasta el prejuicio más irracional.
Lo que dará lugar a enfrentamientos entre personas (usuarios de Facebook) que mucho, poco o nada tienen en común. Y así comienza una “odisea” en tiempo real, por la “supremacía” del espacio virtual convertido en un muro de lamentos para algunos y en campo de batalla para pocos. violencia en las redes.

Siempre descorchando desde la influencia superlativa de los medios de comunicación, reyes de la maquinaria propagandística encargados de modelar la masa encefálica de los desprevenidos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *