Axel Kicillof y una recaudación más justa

Axel Kicillof

El gobernador de la provincia, Axel Kicillof, envió un proyecto de ley impositiva a la Legislatura bonaerense con el objeto de definir los tributos que abonarían los contribuyentes en 2020 y la oposición mostró los dientes. Desde el gobierno provincial explicaron que este proyecto actualizaría los valores de impuestos del año pasado teniendo en cuenta la inflación 2019 (según privados de un 54, 6%).


Debido a la emergencia desde el Estado provincial afirman “es fundamental hacer más justa la recaudación, cobrando más al que más puede y generando alivio a los pequeños y medianos productores y propietarios (aquellos más chicos tendrán un incremento del impuesto de tan solo el 15% respecto al año pasado)”. Con respecto al campo, “A partir de la segmentación de los propietarios rurales, según el tamaño y valor de sus propiedades, se garantiza que el impuesto sea, en términos reales, menor al del año pasado para quienes cuentan con una menor capacidad contributiva”.
Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), manifestó su apoyo con los cambios progresivos que impulsa la nueva administración provincial, con porcentajes de aumentos inferiores cuanto menor es la cantidad de hectáreas que poseen.

La provincia está fundida y sin recursos, hay que pagarle a los maestros, médicos y otros empleados estatales

Gobernador Axel kicillof


Otro de los principales puntos del Proyecto a tener en cuenta es que jubilados, pensionados y viviendas únicas de poco valor quedarán exentos del impuesto inmobiliario urbano y sólo 200 propietarios rurales serán alcanzados por un aumento máximo del 75%.
¿Quiénes deberian pagar el 75% entonces? Los Bullrich, Anchorena, Gómez Alzaga, Bunge y Borg, Pueyrredón, Fortabat, Larreta, Pereyra Iraola, Werthein… Son sólo algunos de los 200 terratenientes que deberían pagar ese 75% de aumento del impuesto inmobiliario en la provincia de Buenos Aires y que por supuesto no quieren hacerlo. Muchos periodistas se manifiestan en contra del proyecto porque defienden a estos “patrones del campo”.

Manifestación del campo – conflicto 2019 – Telam


La provincia está fundida y sin recursos, hay que pagarle a los maestros, médicos y otros empleados estatales, y Kicillof tomó la decisión plausible de que no sea el sector más pobre de la sociedad el que tenga que correr con los costos una vez más, los trabajadores y los trabajadores desocupados y desocupadas, con esta ley impositiva deberían tener un respiro.


Las medidas de emergencia que fueron tomadas por el gobernador, marcaron una diferencia abismal con la anterior gestión de Vidal frenando el tarifazo de energía eléctrica que ésta dejó por decreto, más dinero que de nuestros bolsillos irían directo a los empresarios de la luz. El “sinceramiento” de la tarifa eléctrica nos condenó a pagar la luz más cara del país, más que en Córdoba y Santa Fe inclusive.
Volviendo al proyecto que presentó Kicillof, cabe destacar que dos de cada tres bonaerenses pagarían alrededor de ciento veinte pesos de aumento por mes. Con la anulación del tarifazo de la luz, Kicillof les ahorró trescientos cincuenta pesos, así que todavía les quedarían doscientos veinte en el bolsillo.
Es simple matemática. Según una investigación de Flacso Eduardo Basualdo, hay treinta y cinco familias en la provincia que tienen más de veinte mil hectáreas y docientas que tienen más de dos mil.. A quince mil dólares la hectárea, un campo de dos mil hectáreas cuesta treinta millones de dólares. Unos dos mil millones de pesos. Vidal beneficiaba a los que más tienen, Kicillof está dando muestras de lo contrario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *